Publicaciones

Propietario

DERECHOS Y DEBERES DEL PROPIETARIO

Derechos

– Derecho a recibir  fianza como garantía de que la vivienda le será devuelta en buenas condiciones.

– Derecho a recibir el pago de la renta fijada, que se destine la vivienda al uso pactado y que se cuide.

– Derecho a que el arrendatario repare los daños que por su causa se hayan producido.

– Derecho a aumentar la renta de acuerdo con lo que se haya especificado en el contrato.

– Derecho a aumentar la renta por obras de mejora realizadas en la vivienda una vez transcurridos cinco años de duración del contrato, salvo que las partes hayan pactado lo contrario.

–  Derecho a interrumpir el sistema de prórrogas del arrendamiento en el caso de que lo necesite ocupar antes de cinco años para destinarlo a vivienda permanente para él, siempre que este supuesto conste expresamente por escrito en el contrato.En el caso de que el arrendatario no cumpla los acuerdos establecidos en el contrato, el propietario tendrá derecho a instar el cumplimiento, o bien a rescindir el contrato con indemnización de daños y perjuicios.

– Derecho a rescindir el contrato por falta de pago del arrendatario; también si éste subarrienda la vivienda sin el consentimiento del propietario; hace obras sin su conformidad; por daños en la vivienda; o si el arrendatario lleva a cabo en la vivienda actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas.

Deberes

– Garantizar al arrendatario el uso pacífico de la vivienda.

– Hacer las reparaciones necesarias de carácter urgente y, si no lo hace, pagarle el coste al inquilino.

– Garantizar las condiciones necesarias para hacer que la vivienda sea habitable a lo largo del contrato.

– No puede exigir el pago anticipado de más de una mensualidad.

– No puede perturbar al arrendatario en el uso y la posesión pacífica de la vivienda.

– Cumplir las cláusulas del contrato bajo pena de anulación por parte del arrendatario.

– Comunicar al arrendatario la actualización de la renta un mes antes de que tenga lugar.

– Justificar todos los gastos, en general, que provoquen un aumento de la renta pactada inicialmente, con recibos, facturas de obra, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *